El caravan-serai Nugay

alt

En el centro del casco antiguo de la ciudad de Bukhara, muy cerca de la cúpula comercial Toki-Saraffón y de la casa de un comerciante rico de Bukhara se encuentra un bonito monumento arquitectónico del siglo XVI - el caravan-serai Nugay. Este edificio que se eleva majestuosamente, atrae a los huéspedes y turistas de todo el mundo.

Desde antaño, los caravasares situados fuera de la ciudad podían ofrecerles a los viajeros fatigados solamente alojamiento y agua, para darles de beber a los animales cansados.

Durante muchos siglos, los caravasares servían como albergues temporales para los viajeros cansados y caravanas comerciales. Después de camino agotador a través del desierto sofocante aquí se podía descansar en el frescor y recuperar las fuerzas. Desde antaño, los caravasares situados fuera de la ciudad podían ofrecerles a los viajeros agotados solamente alojamiento y agua, para darles de beber a los animales cansados. Sin embargo, en aquel entonces había también complejos hoteleros con diferentes servicios. Uno de ellos era el caravan-serai Nugay.

Nugay se construyó durante la época de la gobernación del khán de Bukhara Mukhammad Rakhimbiy. Por su forma recuerda un cuadrado cerrado y tiene una sola salida a través de las grandes puertas anchas. El edificio es de planta baja, pero tiene 45 habitaciones (para los estudiantes y maestros de madraza) y muchas habitaciones de cocina. En el caravan-serai podían caber más de 30 comerciantes, que llegaban de países lejanos. El caravan-serai Nugay ofrecía a sus huéspedes una gran variedad de servicios: comida, alojamiento, protección y diferentes servicios comerciales. Por ejemplo, en el Nugay se fabricaban las batas y los comerciantes forasteros vendían los instrumentos musicales, té y otro tipo de mercancía.

Actualmente, el caravan-serai forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y está bajo la protección del Estado. En un futuro próximo está planeado realizar una gran restauración del caravan-serai. 

Véase también: Hoteles de Bukhara

Otros artículos en esta categoría

Hay una leyenda que cuenta que el santo Profeta Job visitando la tierra de Bukhara vio que la gente local sufría de falta de agua y quiso ayudarles. Él dio con su bastón por la tierra y de ese lugar en seguida brotó una fuente de agua cristalina....
Este tipo de construcciones como khanako se extendió por el territorio de Bukhara durante la existencia del sufismo en esta tierra. Al principio los khanakos representaban unos refugios modestos para dervíches vagabundos,  luego llegaron a ser los...
En uno de los rincones pintorescos de Bukhara, en el parque de los Samánidas se encuentra el monumento más antiguo de la arquitectura islámica - el Mausoleo de los Samánidas...
Ulugbek construyó madraza no sólo en Bukhara sino también en Samarcanda y Guijduván. La madraza de Bukhara es la más antigua de las tres. Desde la mañana hasta el atardecer aquí estudiaban los estudiantes. Estudiaban no sólo las ciencias religiosas, sino también las lenguas, geometria, astronomía...