Observatorio de Ulugbek

alt
 
alt
 
alt

 

El edificio del observatorio era un gigantesco cilindro de tres pisos de 30 metros de alto y 46 metros de diámetro. En la parte subterránea había un enorme sextante con el radio de 40 metros, que se utilizaba para medir la altura de cuerpos celestes en el momento cuando éstos pasaban por el meridiano. El arco del instrumento formaba parte de un círculo con el área efectiva de 200-800.

En cada grado, al que corresponde un intervalo de 70 cm, están talladas las cifras y graduación. Las observaciones de azimut se realizaban en el círculo horizontal ubicado en el techo del edificio con la ayuda de instrumentos, que, por desgracia, no se han conservado.

Es aquí donde trabajaron los más grandes astrónomos de Oriente - Qazi Zade al-Rumi, al-Kashi, Ali Kushchi y el mismo Ulugbek, y es aquí donde se determinó que un año duraba 365 días. Las tablas y los datos obtenidos en el observatorio de Ulugbek se utilizaron por los astrónomos del mundo hasta mediados del siglo XIX.

El observatorio funcionó hasta 1469. Hacia aquel momento Jamshid Kashi y Kazi-zade Rumi murieron de viejo, y el joven Ali Kushchi se trasladó junto con sus discípulos a Herat donde se encontraba el poeta y pensador A. Navoi. Fue una medida forzada ya que después de que el gobernante Sultan Ahmad Mirza llegó al poder se deterioró la situación de los científicos y de todas las personas que pensaban progresivamente.

El edificio vacío se mantuvo en pie durante varios siglos, pero finalmente lo desmontaron para aprovechar ladrillos, la colina se cubrió de hierba, y la ubicación exacta del observatorio se perdió.

A finales del siglo XIX, V.L. Vyatkin, arqueólogo que trabajaba en Uzbekistán, comenzó a buscar la ubicación del edificio, pero durante 10 años no pudo encontrar ningún documento que indicara donde éste estaba situado. A principios del siglo XX Vyatkin, trabajando en archivo, casualmente encontró un documento de donación del siglo XVII, donde se mencionaba la colina y la palabra "observatorio". Vyatkin subió a la colina y comenzó trabajos arqueológicos y pronto encontró los restos del edificio. Vyatkin dedicó el resto de su vida a la excavación del observatorio. Su trabajo fue finalizado por el arqueólogo V.A. Shishkin, cuyo grupo descubrió los cimientos hasta su base sobre una roca natural.

Hoy en día, el observatorio de Ulugbek es uno de los monumentos más curiosos y populares de Uzbekistán. La tumba del destacado arqueólogo Vyatkin se sitúa a pocos metros del edificio, en reconocimiento de su contribución significativa en el descubrimiento de esta sorprendente y única construcción.

Véase también: Hoteles de Samarcanda

Otros artículos en esta categoría

El puente se construyó a principios del siglo XVI por orden de Mukhammad Shaybanikhán, el fundador de la dinastía Shaybánida que gobernaba en Bukhara y Khiva. Antes en este lugar había otro puente antiguo construido en los siglos V- VI, luego lo r...
Los vestigios de la antigua ciudad de Afrosiab se consideran uno de los monumentos más antiguos en el territorio de no sólo Uzbekistán, sino de toda Asia...
A finales del siglo XIV por la orden de Amir Temur sobre de la tumba del jeque religioso musulmán, Burkhaneddín Sagardji se construyó el mausoleo Rukhabad....
El edificio del observatorio era un gigantesco cilindro de tres pisos de 30 metros de alto y 46 metros de diámetro. En la parte subterránea había un enorme sextante con el radio de 40 metros, que se utilizaba para medir la altura de cuerpos celest...